Jerusalén. Ciudad Vieja, Monte de los Olivos y Ciudad de David

0
1857
SONY DSC

Jerusalén. Amanece nuestro primer día en Israel, son las 8 de la mañana y nuestro guía nos espera, puntual como pocos, en la puerta del hotel. Antes de nada agradecer a Turismo de Israel que nos haya proporcionado un guía de habla hispana y un coche para poder conocer mucho mejor la historia, la ciudad y así daros a conocer de la mejor manera posible todas las posibilidades que ofrece Jerusalén. Nuestro guía es Salo, Venezolano afincado en Israel y que conoce a la perfección todos los puntos de interés e historia de que cada lugar. Sin más espera nos ponemos en marcha para tener la primera perspectiva de la ciudad desde la lejanía.

En menos de 15 minutos nos plantamos en la Universidad Hebrea de Jerusalén donde se encuentra un mirador con unas vistas increíbles hacia el centro histórico. Un poco más adelante hay otro mirador, desde aquí podremos ver un paisaje desértico orientado hacia Jordania, según nos contó Salo es el lugar donde menos llueve de la zona, muy pocos días al año. Dato muy curioso.

Jerusalén  Jerusalén

Sin perder tiempo nos ponemos en marcha de nuevo, nuestra próxima parada es la Basílica de Getsemaní, también conocida como Basílica de las Naciones o de la Agonía. Esta Basílica está situada en el Monte de los Olivos junto al jardín de Getsemaní, en ella se encuentra la roca donde, según cuenta la tradición, Jesús oró la noche que fue traicionado por uno de sus apóstoles, Judas. Regida por la Orden Franciscana, la obra diseñada por Antonio Barluzzi, fue llevada a cabo por las aportaciones económicas de múltiples países, de ahí su nombre Basílica de las Naciones.  Destacar un valioso mosaico original así como la representación del famoso beso de Judas. En el exterior junto a la Basílica se encuentra el Jardín de Getseman donde podremos contemplar Olivos de más de 2.000 años de antigüedad. Merece y mucho la pena una visita.

Jardín Getsemaní  Basílica GetsemaníBasílica Getsemaní

Cerca se encuentra el Cementerio Judío del Monte de los Olivos, el más antiguo y grande de Jerusalén. Muchos Judíos quieren ser enterrados aquí ya que según la Biblia aquí comenzará la resurreción cuando llegue el Mesías.

Volvemos al coche y nos ponemos en marcha hacia otro punto de interés en Jerusalén, la Ciudad de David, un lugar lleno de historia, muy recomendable. La historia de la ciudad antigua de Jerusalén es muy interesante, os recomiendo la visita ya que os dará a conocer los inicios de la ciudad antigua, muy diferente a como la conocemos actualmente retrocediendo a tiempos del Rey David.

Ciudad de David  Ciudad de David

Aparte de todos los puntos arqueológicos podremos recorrer los túneles subterráneos llenos de agua, una experiencia que no podéis perderos si vistáis Jerusalén. Antes de llegar a estos túneles entramos por una pequeña cueva que llega al manantial que se utilizaba en la antigua ciudad como fuente de agua y que se encontraba fuera de las murallas.

Ciudad de David  Ciudad de David

Tras conquistar la ciudad gracias a asaltar este manantial y dejar a la población sin agua, el Rey David construyó unos túneles para llevar el agua desde este punto hasta el interior de la ciudad y así evitar ser asaltados de la misma manera. Actualmente estos túneles se pueden recorrer, se tarda unos 20 minutos e iremos a oscuras con la iluminación de una pequeña linterna que nos darán a la entrada. Os recomendamos llevar pantalones cortos ya que casi todo el recorrido cubre por los tobillos excepto en algunas zonas que el agua nos llegará por encima de las rodillas.

Ciudad de David  Ciudad de David

Tras una buena caminata refrescándonos los pies llegamos a la salida. Con pena pusimos fin a la visita y nos dirigimos al centro de la ciudad antigua para conocer esta zona. Primero nos desviamos hacia la Iglesia de la Dormición, de camino nos encontramos con una celebración que vimos unas cuantas veces durante nuestra estancia en Jerusalén. Los niños judíos cumplen la mayoría de edad a los 13 años y sus familias salen a la calle a celebrarlo entre música y cánticos.

Jerusalén  Jerusalén

Pasamos junto a la Iglesia de la Dormición donde nos encontramos con grandes grupos de turistas, era casi imposible moverse así que nos fuimos a la Tumba de David, uno de los lugares más sagrados de la ciudad para los Judíos.

Iglesia de la Dormición  Iglesia de la DormiciónIglesia de la Dormición

Justo en las entrada nos encontramos con muchísima gente, grupos con guías que se paraban para explicar el lugar y hacían poco menos que imposible el tránsito. Una vez dentro la tumba está dividida en dos, una parte para hombres y otra parte para mujeres, ambas dan a un cenotafio de piedra, encontraremos a gran número de personas en plena oración.

Tumba de David

Tras una corta visita subimos las escaleras para esta vez visitar uno de los lugares más sagrados para el Cristianismo, el Cenáculo. Lugar donde Jesús cenó con sus apóstoles el día de la última cena. Fue imposible hacer fotos decentes de la cantidad de gente que había. Destacar la pequeña escultura en forma de árbol que representa la tradicional cruz. Bajamos las escaleras y volvemos de nuevo a la calle, dejamos atrás está zona y nos vamos hacia la Puerta de Sión, una de las múltiples puertas que tiene la ciudad vieja de Jerusalén.

Puerta de Sión  Puerta de Sión

Paseamos un rato por el barrio armenio y bajamos dirección Muro de las Lamentaciones hacia el barrio judío donde se ve todo mucho más limpio y ordenado.

Barrio judío Jerusalén  Barrio judío Jerusalén

De camino hacemos una parada frente a la Sinagoga Hurva, también conocida como Hurvat Rabbi Yehudah he-Hasid. 

Sinagoga Hurva

Toca comer, así que hacemos una parada con Salo en uno de los múltiples restaurantes del barrio judío de Jerusalén, buscamos sitios y elegimos una terraza. Toca probar un buenísimo falafel, pagamos 53 NIS por dos pitas de falafel (18 NIS cada una), un refresco (10 NIS) y un agua (7 NIS), unos 12 euros al cambio todo. Para los que no sepáis lo que es el falafel, es una especie de croqueta de garbanzos, muy rico.

Pita falafel

Con el estomago lleno retomamos las visitas y nos pusimos en marcha hacia el famoso Muro de las Lamentaciones. De camino empezábamos a divisar de lejos la Cúpula de la Roca, una maravilla.

Cúpula de la Roca  Cúpula de la Roca

Bajamos las escaleras y llegamos al control para acceder a la zona del muro, típico arco con detectores y cinta de rayos para las mochilas y bolsos. Ya estamos dentro así que corriendo nos acercamos hacia el muro, como en casi todos los lugares visitados las mujeres y los hombres entran por separado. El lugar de oración de los hombres es muchísimo más grande que el de las mujeres. Recomendamos llevar algún pañuelo para taparos los hombros si lleváis tirantes, de lo contrario no podéis entrar. Los hombres debemos ponernos una Kipá para poder acceder, nos darán una gratuita justo en la entrada al muro, debemos devolverla a la salida.

Muro de las Lamentaciones  Muro de las LamentacionesMuro de las Lamentaciones

En el muro terminaba nuestra visita guiada por la ciudad, ahora nos quedaba acercarnos al Museo de Israel de Jerusalén para visitar ciertas partes interesantes. Salimos de la zona y nos fuimos a esperar al coche que nos acompañó durante todo el día. En poco más de 10 minutos llegamos al museo.

Museo Israel, Jerusalén  Museo Israel, JerusalénMuseo Israel, Jerusalén

Nuestro guía Salo nos recomendó visitar la zona de los Manuscritos del Mar Muerto y una enorme maqueta de la ciudad antigua de Jerusalén.

Museo Israel, Jerusalén

Con esto poníamos fin a las visitas del día, el coche nos dejó en el mismo hotel así que aprovechamos para descansar un poco antes de bajar de nuevo para cenar y dar otra vuelta. Agradecer a Salo su predisposición a la hora de mostrarnos la ciudad de Jerusalén y resolver cualquier duda así como su amabilidad todo el tiempo que estuvo con nosotros. Si queréis un guía para vuestro viaje os recomendamos sus servicios. Aquí tenéis los datos de contacto:

Nombre: Salo Kapusta
Email: salo.kapusta@gmail.com
Idioma: Español

Tras un pequeño descanso y darnos una ducha bajamos otra vez a dar una vuelta por dentro de las murallas, perdiéndonos por sus estrechas calles y sus tiendas. Os recomendamos los zumos, están buenísimos.

Jerusalén  JerusalénJerusalén

Aquí terminaba nuestro primer día en Jerusalén y no podría tener mejor sabor de boca.

Alojamiento en Jerusalén:

Agradecer a Turismo de Israel que nos hayan cedido este hotel durante nuestra estancia en Jerusalén. Nos alojamos en el Prima Kings, situado muy cerca del centro, a menos de 10 minutos caminando. Habitaciones muy amplias, bien aclimatadas, baño completo con todo tipo de amenities y cama extragrande. La habitación disponía de minibar y terraza. Muy recomendable si queremos un hotel bueno cerca del centro. El desayuno estaba incluido, tipo buffet, muy completo.

Hotel Prima Kings Jerusalén  Hotel Prima Kings JerusalénHotel Prima Kings Jerusalén

 

Datos de interés y precios:

Cambio aeropuerto: 4,06 NIS por Euro
Cambio centro Jerusalén: 4,15 NIS por Euro
Sherut Aeropuerto – Jerusalén: 128 NIS dos personas
2 Pita Falafel + 2 refrescos: 28 NIS
Pita Falafel: 18 NIS
Agua: 7 NIS
Refresco: 10 NIS

 

 

Dejar respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.